confidencias con cuscús

(Ilustración de Lucía Rodríguez Vicario)

—Cuánto cambiaste, cariño, ¿quién conoce cómo cavilas? Cuando quieres conseguir cualquier cosa, concedes; cuando quiero conservarlo, consigues quitármelo. Cuando conviene callar, canturreas; cuando quiero conversar, callas. ¿Que quiero comer carne?, cocinarás calabazas. ¿Qué concierto, qué compás compartimos? 
Queriendo conocerte crucé cuatro continentes, comí quijadas, cogí carbunco, culebrilla, cagaleras…, cargué con cuatro cadáveres, cuatro camaradas que cascaron. Compárame con quien quieras que cumplí con creces. ¿Con quién creíste casarte?, ¿qué coño quieres? 

—Cállate; cuando consigas calmarte quizá comprendas qué quiero. Confieso que cuando consumes quiero correr cobardemente. Compréndeme, ¿quién querría convivir con cocainómanos?

¿Que qué quiero?, quiero quedarme contigo, quiero creerte, consolarte, conversar. Quiero cuidarnos con caricias, con claridad, con confianza. Quiero curarte. Quiero compartir cargas, carencias. Quiero cruzar caminos,  cañones, corrientes caudalosas contigo. Quiero cobijo, casa, cueva…, con cualquier cuchitril quedaré conforme. Quiero conocernos continuamente con cada contratiempo, con cada conquista. Quiero crecer contigo, cómplices, colmados, convencidos. 
¿Que qué quiero?, quiero comer cuscús con calma, carajo.

(I. Castaño)


No hay comentarios: